CARTUCHOS METÁLICOS: 7.65 X 53 MAUSER.

CARTUCHOS METÁLICOS: 765 X 53 MAUSER

CARTUCHOS METÁLICOS: 7.65 X 53 MAUSER.

HISTORIA DEL PRIMER CARTUCHO PARA PÓLVORA SIN HUMO CREADO POR PAUL MAUSER.

Texto y fotografía: Daniel Stilmann.

MUNICIÓN 7.65 X 54 DE FABRICACIONES MILITARES DE ARGENTINA DE PUNTA BLINDADA Y 186 GRAINS DE PESO.

ANTECEDENTES.

Éste cartucho, tal cual lo conocemos hoy en día, fue presentado por Paul Mauser al mercado internacional a fines de 1889, siendo el primero entre los múltiples cartuchos de su creación en ser dotado con pólvora sin humo.

El siete-seis-cinco sirvió a nuestro país durante más de medio siglo como el cartucho para las armas de hombro de su tropa. En ese lapso fueron modificadas algunas de las características de las puntas, pero por lo demás se mantuvo sin grandes cambios. En nuestro continente fue adoptado por Perú, Ecuador, Paraguay y Bolivia. En Europa lo hicieron Bélgica y Turquía. Éste último país reconvertió su arsenal de 7,65 a 8 milímetros (7,92) a partir de la década del 30’.

Aún hoy, a 114 años de su creación, está considerado como un buen cartucho para caza mayor. De potencia intermedia entre el .308" y el .30-06', puede ser utilizado para la fauna de nuestro país, con excepción de los búfalos de agua, a menos que se utilice munición sólida ó blindada y que se apunte al cerebro, lo cual no es absolutamente aconsejable.

En sus orígenes éste cartucho presentaba una pestaña ó reborde, cómo la que aún mantiene el .303 British. Sin embargo el 7,65 X 53 es casi 30 años más antiguo que el cartucho inglés, ya que fue diseñado por Mauser alrededor de 1865 para pólvora negra.

Posteriormente, cuando en el mundo se estaba estudiando la forma de hallar un sistema rápido para cargar los diferentes rifles de cerrojo existentes, Muaser decidió remover la pestaña de éste cartucho para poder adaptarlo a su última invención; sus nuevos cargadores rápidos de 5 tiros. Éste diseño de cartucho sin reborde facilitaba además el pasaje sin complicaciones desde el almacén hasta la recámara, dándole un mejor "grip" al cabezal del cerrojo sobre la vaina. El 7,65 fue el primer cartucho del mundo en ser utilizado con los famosos "clips" Mauser, y probablemente ha sido el cartucho que selló para siempre el destino de los cartuchos con pestaña para armas de repetición.

Los dos modelos de rifles Mauser empleados por nuestro país, el 1891 y el 1909, fueron dotados con el mismo cartucho. Las puntas del primero variaban entre 211 grains y 216 grains, alcanzando una velocidad de 2.200 p/s en cañones de 29". Las mismas eran de nariz redonda y de calibre .313. Cuando Argentina adopta el rifle modelo 1909, las puntas se cambiaron a cónicas de base plana, con un peso de 150 grains y a una velocidad de 2.755 p/s desde un cañón de 23" y de calibre .311, reflejando los beneficios de las nuevas pólvoras.

Un dato anecdótico es que la fábrica Mauser ubicada en Obendorff no fabricó nunca cartuchos militares para el 7.65 x 53. No fue así el caso de DWM, empresa madre que agrupaba a Mauser, FN de Bélgica, Rottweil y otras fábricas como la de Fritz Werner, quienes fabricaron este cartucho con puntas de 154, 182 y 211 grains. Los americanos e ingleses lo recargaban comercialmente con puntas de 216 y 219 grains respectivamente, tipo Round Nose.

Entre sus antecedentes históricos, figura haber triunfado en una competencia a mil yardas, llevada a cabo en Camp Perry, durante los primeros años de la década de 1910. Sin embargo no existe seguridad absoluta que los tiradores argentinos hayan empleado éste calibre para la competición. De ser así habría vencido al .30-'06, de mayor capacidad volumétrica de vaina. La munición empleada en dicha oportunidad parece haber sido recargada por Winchester, pero no hay más datos al respecto. Ésta casa, junto a Remington, recamaró algunos de sus rifles a cerrojo en este calibre, los modelos 30.S y 54 respectivamente, hasta mediados de la década del '30 en que dejaron de fabricarse.

A pesar de su antigüedad, el cartucho posee características correspondientes a la de la cartuchería moderna. Una corta columna de fuego, vaina casi de igual diámetro en toda su longitud, cuello corto y un ángulo de unión entre el hombro y la vaina de 23º30'. Características pensadas a fin de aumentar la capacidad de carga de la vaina.

Las puntas de 154 grains del modelo 1909 fabricadas por Fritz Werner (ver planos), tenían un largo total de 27,5 mm, siendo su diámetro externo de 7,97 mm (.313). Cómo Europa en general carece de cobre, las camisas de las puntas se hacían en acero. La del 7,65 tenía un espesor de 0,10 mm, salvo en la punta, que era de 0.95 mm. El núcleo de estas puntas era de plomo.

En realidad, el 7,65 x 53 es tan eficiente, que el .308, que apareció 64 años más tarde, es casi una copia del mismo. Si bien este último posee una vaina 2 milímetros más corta, se debe recordar que para el tiempo de su aparición (1956) ya existían pólvoras que eran desconocidas en 1905, permitiendo el uso de una vaina más reducidas.

En armas originales en buen estado, la precisión que brinda este cartucho es equivalente a la de cualquiera de los cartuchos más modernos. Adecuadamente recargado se puede esperar que imprima agrupaciones de un minuto de ángulo a 100 metros. Su rango de alcance extremo está considerado en 3.800 metros (no para cazar).

COMPARACIÓN CON OTROS CARTUCHOS.

Haremos la comparación entre cartuchos con el .308 y el .30-'06, por ser estos dos los más similares en cuanto a prestaciones y por lo común que resultan en nuestro medio. Las diferencias con el primero son meramente académicas, mientras que el '06 aventaja a los otros dos en el manejo de las puntas pesadas, de 180 grains en adelante. Aún así, en situaciones prácticas ésta ventaja es más teórica que real, y los tres cartuchos son prácticamente equivalentes entre sí.

El 7,65 y el .30-06’ se recargan a presiones más bajas que el .308 por ser calibres mas Antiguos que éste. Dependiendo del tipo de pólvora que se emplee el 7,65 supera al.308 en velocidad cuandio se lo recarga con puntas de bajo peso cómo las de 125 y 150grains. Dónde el 7,65 supera al .308 es cuando se lo emplea con puntas de 180 y 200 grains debido a su mayor capacidad volumétrica.

P.A.M. para un blanco (círculo) de 25,4 cm. de diámetro.

.308 150 GRAINS 2.839 P/S 316 m 1.510 libras/pie.

7,65 X 53 150 GRAINS 2.808 P/S 315 m 1.526 libras/pie.

.30-'06 150 GRAINS 2.964 P/S 323 m 1.600 libras/pie.

P.A.M. ó punto de alcance máximo. Ver definición más abajo en Calibración.

RECARGA.

Largo máximo de la vaina 2.100"

Tipo de vaina Fabricaciones Militares

Largo a recortar 2.990"

Largo máximo cartucho 2.970

Fulminantes Remington 9 ½

Presión máxima (P.S.I.) 52.500

Rangos extremos de pesos 125 a 218 grains

Peso óptimo de punta 150 a 180 grains

Largo del cañón empleado 22 pulgadas

Paso de estría 1 X 9.8"

Una de las particularidades de la recarga de este cartucho es la diferencia de calibres que presentan las puntas comerciales existentes en el mercado. Las de Speer y Sierra son .311, mientras que las de Hornady, Remington y Winchester son de calibre .312. Los cuatro primeros fabricantes presentan una selección de puntas sueltas excelente para nuestro medio, que van desde los 125 hasta los 200 grains, incluyendo puntas para tiro al blanco (BT-HP). Lamentablemente las puntas Silver Tip de Winchester no han sido importadas al país.

Según la marca de punta (por las diferencias de diámetro y del espesor de las camisas) y tipo de pólvora que se utilice, éste cartucho puede ser recargado a velocidades máximas de 3.190 p/s (125 grains), 2900 p/s (150 grains), 2600 p/s (180 grains) y 2.470 p/s (200 grains). Actualmente Fabricaciones Militares produce munición de tiro bajo el nombre de "FM 2000", de excelente calidad de 186 grains de peso, con fulminantes Boxer, por lo que la provisión de vainas ha dejado de ser un problema y la recarga se ha simplificado enormente.

Para aquellos que recargan y desean fabricar sus propias vainas bastará con pasar las de .30-06', 7 x 57, 8 x 57, .270 Winchester .280 Remington, etc., por el full sizer die sin el decapping pin. Las vainas son acortadas luego a 2.090 pulgadas y recién en este momento se vuelve a pasarlas por el full sizer (con el decapping pin puesto) para dar el diámetro definitivo al cuello.

La vaina del 7,65 es relativamente corta y de cuello ancho, por lo que las pólvoras cómo la A 2495 BR y 2520, y las IMR 3031, 4064 y 4895 otorgan un mejor rendimiento. La A 27 Nacional es muy buena y da velocidades muy parejas, y por su relación costo/prestaciones la hace la mejor de todas. De las IMR la 3031 es la más versátil y útil, en particular pues no obliga a comprimir la carga.

TIPO PTA. PESO PTA. PÓLVORA VEL. P/S. E 200 m

SRA. SPIT. 150 grains IMR 4064 2.700 1.611 lb/p.

FM 2000 185 grains A27 2.450 1.989 lb/p.

SRA. SPIT. 180 grains IMR 4064 2.500 2.097 lb/p.

Con 4064 las velocidades y las presiones son más moderadas que con la 3031, por lo que debería emplearse para tiro al blanco con cargas suaves, y reservar la 3031 para caza.

PRESTACIONES.

El mismo puede ser recargado con puntas calibre .311" ó .312" de 125, 150, 175, 180 y 200 grains de diferentes marcas y configuración (ver gráfico de curvas), otorgándole una versatilidad que nos permite utilizarlo sobre un amplio espectro de animales de caza (zorros, antílopes, jabalí, puma y todos los ciervos). Para tiro al blanco se utilizan las puntas de 175 grains de Sierra, y las excelentes FM 2000 de 185 grains a 2,400 p/s.

Ante la falta de puntas de 165 grains en calibre .311 ó .312, he empleado con muy buenos resultados puntas Sierra Game King (hollow point) de ese peso pero de calibre .308. Para ciertos animales que necesitan de algo más que las puntas de 150 grains, pero que no requieren las de "peso pesado" de 180 ó 200 grains, estas puntas representan una excelente alternativa.

TIPO DE PUNTA PESO UTILIDAD PUNTO ALCANCE MÁXIMO

Sierra Spitzer 125 grains Zorro, antílope. 275 metros

Sierra Spitzer 150 grains Chivos. 316 metros

Sierra Spitzer 180 grains Jabalí, Ciervos. 296 metros

Sierra Spitzer 200 grains Ciervo colorado. 289 metros

Gracias a las pólvoras actuales, todo lo que este cartucho precisa para lograr el mejor compromiso entre la carga, la velocidad final obtenida y el peso del arma, es un cañón de 22 pulgadas. Sí bien el cartucho no se puede considerar un 7 mm STW, resulta más que suficiente para el 99% de las oportunidades cinegéticas que se presentan en nuestro país.

Con puntas de 125 a 150 grains puede ser aplicado a la cacería de alimañas, antílopes, zorros, y los ciervos más pequeños. Con puntas de 175 y 180 grains es ideal para el jabalí, puma y el ciervo colorado, aunque el puma puede, y es abatido regularmente con puntas de menor peso (.308 de 165 grains de Sierra). Las puntas de 200 grains deben de reservarse para los ciervos más grandes a cortas distancias.

Las puntas blandas de caza de 125 grains las fabrican Sierra, Speer y Norma (130 grains) para recargar el AK 47, que posee el mismo calibre. Incluso con estas puntas livianas, el 7,65 mantiene la energía mínima que se requiere para caza mayor al momento del impacto hasta los 300 metros, aunque eso no significa que sea conveniente utilizar una punta tan liviana cuando existen otras de mayor peso que garantizan una mejor penetración. También pueden utilizarse las puntas de plomo para revólveres calibre .32 (312) de 90 y 100 grains con recargas adecuadas (bajas) para tiro al blanco, práctica y control de alimañas.

Valores 200 grains 180 grains 150 grains 125 grains

Velocidad Inicial 2.473 p/s. 2.613 p/s. 2.905 p/s. 3.190 p/s.

Centro a 238 metros 244 metros. 262 metros. 237 metros (*).

P.A.M. 276 metros 296 metros. 316 metros. 275 metros (*).

Energia 300 metros 1.819 libras/pie 1.619 libras/pie 1.512 libras/pie 1.333 libras/pie

(*) El P.A.M. (punto de alcance máximo) para estas puntas de 125 grains fue calculado con una elevación máxima en su curva de vuelo de 7,5 centímetros, lo cual reduce el alcance en comparación a las puntas más pesadas y lentas, pero con una elevación máxima de 25 centímetros.

CALIBRACIÓN.

El Punto de Alcance Máximo (P.A.M.) se define como "la distancia máxima a la cual podemos apuntar al centro de un blanco sin tener que introducir variaciones en el alza para compensar por la caída por la distancia al blanco, y acertar dentro del mismo". El P.A.M. varía según el diámetro de la Zona Letal (Z.L.) seleccionada. Si la misma es de 15 cm, como en el caso de los animales pequeños cómo el zorro, la distancia a la cual podemos disparar sin tener que compensar en altura es de aproximadamente 275 metros ya que la curva de vuelo es más plana. Si ampliamos el diámetro de la Zona Letal a 25 cm y disparamos con una punta de 150 grains veremos que el alcance máximo se eleva hasta los 316 metros.

Para la cacería de animales pequeños (diámetro de la Z.L. igual a 15 centímetros) su PAM es de 275 metros (graduar centro a 237 metros), utilizando una punta Spitzer de 125 grains a 3.190 pies por segundo. Con el mismo tipo de punta pero de 180 grains y a 2,600 pies por segundo, el PAM es de 296 metros (graduar centro a 244 metros) para una Z.L. de 25 centímetros de diámetro. Ésta regulación se emplea para los animales de mayor porte. Dentro de estas distancias y desde el punto de vista práctico, el calibre se considera rasante.


comparte esta página en: