EL FREEBORE Y LA PRECISIÓN. CAPÍTULO VII.

EL FREEBORE Y LA PRECISIÓN CAPÍTULO VII - LA CURVA DE PRESIÓN LONGITUD VERSUS PRECISIÓN MIDIENDO EL FREEBORE CON EXACTITUD LA HERRAMIENTA (patente en tramite)

EL FREEBORE Y LA PRECISIÓN. CAPÍTULO VII.

Se dice que cuanto más largo sea el freebore (vuelo libre) de un arma, mejor funcionará la misma en situaciones críticas, pero el costo a pagar es una menor precisión. Texto y fotografías por Daniel Stilmann.

En el campo militar esto último carece de importancia, no así en el deportivo.

RESUMEN. El artículo analiza las funciones del freebore, la forma en que se mide éste espacio con exactitud, y como se reduce la longitud del mismo en una forma sencilla y segura con el fin de aumentar la precisión final.

DEFINICIÓN.

Antes de entrar en detalles sobre la incidencia que posee el vuelo libre sobre la precisión, y como se corrige, es necesario definir lo que se entiende por tal y comprender la razón de su existencia y funciones del mismo.

Se denomina freebore o vuelo libre al espacio ocupado entre el límite anterior de la recámara del arma (delineada en azul en el plano), y el lugar dónde el estriado del cañón gana su altura definitiva (línea roja transversal superior). En el plano la medida del freebore corresponde al espacio ocupado entre las dos líneas rojas transversales al dibujo y paralelas entre sí. En el plano se hace evidente de que la primera porción del cañón es lisa.

FUNCIÓN DEL FREEBORE .

¿Pero porqué un cañón estriado, que casualmente se caracteriza por la precisión que le otorgan esas estrías, tendría su primera porción lisa como el ánima de la mejor escopeta? ¿Qué función cumple éste espacio liso y de un diámetro algo mayor al diámetro del proyectil?

En las armas militares, destinadas a operar en condiciones límite, el freebore es una garantía de funcionamiento. Tanto si la recámara o el cartucho están sucios, o la munición es algo más larga que lo aceptable, sí el arma posee un vuelo libre extendido ésta disparará sin perjuicio para ella o el operador. Sí por el contrario el freebore es corto, un poco de tierra podría producir un aumento violento de la presión con consecuencias desastrosas.

Pero existe otro motivo que justifica la existencia del vuelo libre. Cuanto menor sea la longitud de ese espacio sin estriado, antes se encastrará la bala en las estrías. Esto significa un nuevo aumento de presión brusco, ya que el estriado reduce el diámetro de paso del túnel por el cual se está desplazando el proyectil. Sí ese nuevo pico de presión se produce muy cerca del primer pico, correspondiente a la deflagración, la suma de presiones puede convertirse en un problema serio, que podría impedir la apertura de la acción. Por lo tanto la segunda función del freebore es la de "calmar las aguas", permitiendo que las presiones intracamerulares sean tolerables.

LA CURVA DE PRESIÓN.

La altura de la curva de presión corespondiente al comienzo del estriado será más alta cuanto menor sea el espacio entre el cuello de la vaina y el final del freebore.

X = Presión.

Y = Tiempo y longitud del cañón.

Las dos pequeñas flechas verde fosforescente indican el comienzo del estriado a lo largo del cañón.

La curva de presiones intenta explicar en forma gráfica cómo incide el freebore sobre las mismas.

La curva de presión roja representa a la típica curva correspondiente a un cartucho sin cuello disparado en un cañón liso, como el de una escopeta, dónde una vez alcanzada la presión máxima la curva comienza a descender pues no hay obstáculos que puedan volver a comprimir los gases.

En verde oscuro se representó las presiones que se originan cuando el vuelo libre es muy corto, introduciendo un nuevo aumento de las presiones. Nótese que aún la curva de presión inicial (roja) se halla en valores muy altos de su faz de descenso cuando se sucede éste segundo pico de presión, el cual corresponde al momento en que se encastra la punta en el estriado. Este sería el caso del corto vuelo libre que posee un rifle de bench rest.

En azul se representó la curva de presiones de un rifle militar con su largo freebore. Observe cuanto más tardío en el tiempo de la curva de presión inicial (en rojo), aparece éste segundo pico, y cuanto más suave es. Nótese como cuanto más largo es el freebore, indicado por la segunda flecha verde a la derecha del eje Y, más bajo resulta el pico de presión (curva azul).

Por estos motivos (cartuchos y recámaras sucias, munición fuera de tolerancia), y porque la munición militar suele venir cargada "salada", en las armas militares la longitud del freebore equivale a un poco más de dos calibres y medio de la munición para la cual está recamarado.

Por ejemplo, el espacio libre de estriado en un cañón recamarado para el cartucho 7 ,65 X 54 sería el equivalente a 19.12 milímetros de longitud, los cuales resultan de multiplicar siete coma sesenta y cinco milímetros por dos coma cinco veces. Para el 7.62 (.308 Winchester) ésta medida resulta de 19.05 milímetros, y así sucesivamente con los demás cartuchos.

Pero éste espacio es menor en las armas de caza, y mucho menor aún en las de tiro al blanco, particularmente las construidas a pedido, ya que a mayor longitud del freebore menor será la precisión.\

¿Porqué estas diferencias tan claramente marcadas?

Por que cuanto mayor sean las medidas del freebore, menor será la precisión del arma, lo cual para los fusiles militares, diseñados para disparar sobre blancos grandes y a distancias relativamente cortas no impone una limitación importante.

Pero en un arma de caza un freebore tan largo no es necesario, ya que estas armas no tienen que operar en condiciones extremas, y además por que resta precisión, lo cual no es un buen argumento de venta. Los fabricantes de armas no desean escuchar algo así como su arma no es muy precisa, a pesar de que sea segura. Una verdad como esa no vende en el mercado, por lo tanto acortan los vuelos libres de sus armas. Pero no mucho. Y el problema consiste que una vez que las medidas del freebore están dadas, no se puede acortarlas.

El problema se agrava con las armas de bench rest hechas a medida, dónde los torneos y las discusiones que se generan giran alrededor de un par de milímetros sobre blancos a distancias de las cuales mejor ni hablar. No estamos hablando ya de la clásica (y no siempre obtenible) agrupación de 1,5 pulgadas a 150 metros de los rifles de caza, sino de blancos que muestran una dispersión de 1/4 de pulgada (6,3 milímetros) a 100 metros.

LONGITUD VERSUS PRECISIÓN.

El problema de la escasa precisión de un arma debido a un freebore largo tiene solución práctica y muy rápida, y es lo que veremos como solucionar al final del artículo.

Sin embargo antes debemos de contestar otra pregunta. ¿Porqué se deteriora la precisión en los freebore largos?

La repuesta es simple. Primero mire la fotografía adjunta y en particular el eje de color verde.

La precisión depende de una línea imaginaria representada por un eje que pasa por el centro de la vaina, de la bala y del cañón (eje verde). Una bala que siga ese eje central sin apartarse del mismo hará impacto donde hemos apuntado, disparo tras disparo. Pero es no ocurre en la vida real, entre otras cosas por culpa del bendito freebore, que en la larga cadena de errores (locking time prolongado, pulsaciones del tirador, mal apoyo, viento lateral, problemas de bedding, gatillo duro, corona asimétrica, etc, etc) es el primero en aparecer.

Dentro del arma el primer eslabón endeble de esa línea verde ideal, es el segmento de la misma que corresponde al freebore.

En ese corto segmento la punta ya no está contenida firmemente por el cuello, y en esa zona el cañón presenta un diámetro mayor que el de la bala, no ofreciendo la guía y contención que da el estriado. Por lo tanto, es allí donde los destinos se pueden torcer y la bala desviarse ligeramente del eje mágico, entrando a la porción estriada del cañón algo lateralizada.

Que la punta se desvíe al momento de ser liberada de la vaina es en parte un problema del espesor del cuello de la vaina, lo cual veremos en otro momento como se corrige y con cuales herramientas. Aquí veremos como evitar que la bala se desvíe más de lo necesario dentro del freebore.

Como sea, una vez que el proyectil se alejó un poco de ese famoso eje imaginario, uno puede irse despidiendo de meter dos proyectiles por el mismo orificio, y ni que hablar de tres.

Bien, una vez aclarado que es el freebore, que función cumple y cual es su incidencia sobre la precisión, centraremos de aquí en más el artículo en como se puede convertir el freebore de un arma de caza, de longitud intermedia, en el de una de bench resto, con los beneficios que esto puede otorgarle.

Lamentablemente una vez que en fábrica se le ha dado la longitud al freebore, ésta medida no se puede reducir de manera alguna. Por lo tanto aquí cabe aplicar el viejo refrán árabe que dice que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña.

Sí el freebore no se puede acortar, lo que se puede hacer es alargar el cartucho, de modo de que el proyectil esté lo más cerca posible del inicio del estriado, todo ello sin aumentar las presiones más allá de lo razonable.

Éste procedimiento no puede hacerse por el método de la prueba y el error y es necesario ser muy cuidadoso con la longitud final de la munición que se recarga, por lo tanto esa medida debe de ser cuidadosamente determinada.

MIDIENDO EL FREEBORE CON EXACTITUD.

Después de haber aceptado cual es la función del freebore y de las presiones que allí se pueden desarrollar, es fácil deducir que la medición del mismo debe de ser exacta.

Para esto se necesita un equipo de medición, que consiste en una vaina torneada a las medida de la recámara del arma que se desea medir, una guía autocentrante y una varilla de empuje que es la responsable por propulsar el proyectil hasta que el mismo haga contacto con el estriado. La medición final se hace con un calibre.

La medida del freebore se debe de tomar para cada tipo de punta que se emplee, aunque sean del mismo peso, ya que en la actualidad no existen dos fabricantes que produzcan puntas con diseños iguales.

Cuanto más afilada sea la nariz de la punta, mayor será el largo total que se le puede dar al cartucho, permitiendo asentar el proyectil más afuera en la vaina. Por oposición, las puntas truncas no pueden ser asentadas muy afuera sí se desea evitar que toquen el comienzo del estriado.

La técnica para obtener una medición correcta es la siguiente.

Remueva el cerrojo del arma, o abra la misma.

Introduzca el proyectil con el cual piensa recargar los cartuchos en el cuello de la vaina de medición hasta que la punta sobresalga ligeramente por el cuello de la vaina. Apriete el tornillo de sujeción de la varilla de empuje.

Inserte la herramienta en el arma hasta que la vaina esté perfectamente alojada en la recámara.

Afloje el tornillo de sujeción y mueva suavemente hacia delante la varilla de empuje, y cuando sienta resistencia detenga el movimiento de avance. Vuelva a ajustar el tornillo de fijación. Ese punto corresponde al momento en que la punta ha tocado el comienzo del estriado.

No hace falta apretar el tornillo con demasiada fuerza, ya que terminaría mellando el metal. Solamente aplique la presión necesaria como para evitar que la varilla se pueda desplazar hacia adelante o atrás variando la medición realizada.

Retire cuidadosamente todo el conjunto, evitando si le es posible que la punta se salga de la vaina. Si esto ocurriese vuelva a insertarla dentro de la misma. Esto no afectará la medición.

Sí al retirar la herramienta la punta quedó aferrada al estriado es porque ejerció demasiada presión de empuje, logrando que la misma se encastre. Esa medición no sirve. Retire la punta empujándola con una baqueta y repita la operación.

Una vez que el conjunto está fuera del arma, mida con el calibre la longitud total (OAL) del cartucho.

Repita el procedimiento hasta que logre que todas las mediciones sean iguales o con variaciones de 1 milésima y de que esté seguro de que no está cometiendo errores. Es necesario estar perfectamente familiarizado con el procedimiento de medición.

La lectura obtenida con el calibre es la que corresponde exactamente a la longitud necesaria para que ese tipo de punta, peso y marca toque el comienzo del estriado, lo cual Ud. no desea que ocurra. Por lo tanto a la medida obtenida debe restarle como mínimo 5 milésimas de pulgada (0.127 milímetros).

Sí la medida tomada de la vaina más la punta es de 2.975", a eso le deberá restar cinco milésimas, lo cual dejará la munición con un largo total (OAL) igual a 2.970". Esa será la longitud máxima que podrá darle al cartucho cuando lo cargue con ese tipo y diseño de punta.

Para estar más seguro con respecto a la medida final que dará a la munición, proceda tomar cinco lecturas con otras tantas puntas de un mismo lote, peso y marca. Luego obtenga el promedio de las mediciones y a esa medida réstele las 5 milésimas, o la longitud que escoja restar, que nunca será menor a 5 milésimas.

Por último arme un dummy (cartucho sin fulminante ni pólvora) con la punta seleccionada y con un marcador indeleble escriba sobre la vaina la marca, tipo y peso de la punta, el arma a la cual pertenece y el OAL del cartucho. Una vez seca la tinta pase una mano de barniz para las uñas para proteger la escritura. Guárdelo y utilícelo para graduar el die para asentar las puntas cada vez que desea recargar con ese tipo de proyectil.

Sí desea recargar con una punta de marca diferente, aún sí la misma es de igual peso y diseño, deberá volver a realizar la medición.

Para aquellos que compiten en bench rest es conveniente repetir la medición cada vez que se cambia de lote de puntas (así como pesar cada una y separarlas en lotes por pesos), aunque éste procedimiento se puede obviar cuando se ensambla munición para caza mayor.

Cuanto mayor sea la cantidad de mediciones que se hagan con diferentes puntas de un mismo lote, más preciso será el promedio obtenido. Para competición es conveniente tomar 10 mediciones por cada caja de 100 proyectiles, obteniéndose un promedio sobre el 10% del lote, lo cual es bueno.

LA HERRAMIENTA (patente en tramite).

La herramienta es universal, por lo tanto permite tomar las medidas de los freebore de todos sus rifles, siempre y cuando posea la vaina de medición correspondiente a cada uno de las armas que desee calibrar.

En la porción superior de la fotografía detalles del tornilo de sujeción de la varilla de empuje. Abajo y de izquierda a derecha las herramientas para el .30-06, 7,65 x 53 y .308 NATO.

Ésta herramienta se puede emplear en armas con los siguientes mecanismos de acción: cerrojo, rolling block, monotiros o dobles. El sistema de medición no puede aplicarse en armas semiautomáticas, falling blocks, a palanca y o trombón.

El costo de la herramienta es de $40. Para ordenarla envíe una vaina disparada por cada arma que desee medir junto con un cheque postal del Correo Argentino por valor de $49 (incluye gastos de envío) a Sarandí 740, 6to piso, (1222) Capital Federal. Agregue $10 por cada vaina adicional que entre en la orden.

La vaina que nos envíe no puede pertenecer a un arma diferente a la que se desea medir y para la cual se piensa recargar la munición , por lo tanto deberá enviar una vaina para cada arma a calibrar. Tampoco la herramienta podrá ser empleada en otra arma diferente a la que provino la vaina enviada, ya que las medidas de las recámaras difieren notablemente.

Ésta diferencia de medidas se da aún entre fabricantes como Ruger, Winchester, Remington, etc, etc.

Pero donde el problema de la diferencia de medidas se agrava más, es en las armas "custom", tan frecuentes en nuestro país, creadas por un armero, el cual toma una acción y sobre la misma coloca un cañón que no fue cortado ni trabajado por él, y simplemente procede a enroscarlo a la acción, sin dar al cliente las medidas de la recámara. Es en ésta armas dónde la herramienta para medir el freebore resultará doblemente útil.

Los moldes de yeso o de azufre, tan buenos para resaltar ciertos problemas de la recámara, no sirven para estas mediciones, ya que en ellos es muy difícil determinar los límites físico del espacio, además de que son difíceles de fabricar correctamente y suelen romperse con facilidad.

La orden le será despachada adecuadamente embalada junto con las instrucciones para su uso. El envío se realiza por medio del Correo Argentino dentro de los 7 días de recibido el pedido y con su correspondiente rastreador para reclamos en caso de extravíos. El número del rastreador, junto con su número de orden, le será comunicado por medio del correo electrónico al momento de despachar el envío.

El cheque debe de estar confeccionado a nombre de Daniel Stilmann, para ser presentado ante la Sucursal Montserrat (número 21, Entre Rios 400) de Capital Federal, dato que le solicitarán al momento de completar los datos del cheque.

Sí desea realizar una consulta sobre éste producto o cualquier otro tema de su interés, por favor emplee la casilla para enviar e-mail provista en ésta página.

Para envios fuera de la República Argentina consultar por E-mail en la misma casilla antes mencionada.

NO OLVIDE DE INCLUIR SU NOMBRE, DIRECCIÓN POSTAL Y CORREO ELECTRÓNICO EN EL SOBRE JUNTO CON LA(S) VAINA(S) .


comparte esta página en: